Las velas y la aromaterapia

La aromaterapia es un tipo de terapia alternativa, consistente en el uso de diferentes olores para la obtención de efectos beneficiosos en el organismo. Estos olores son producidos por aceites esenciales, y su percepción suele ser de modo directamente olfativo, aunque también se puede considerar beneficiosa su aplicación por vía cutánea.

El uso de aceites esenciales y terapias aromáticas data de varios milenios y puede rastrearse a todas las grandes civilizaciones de la antigüedad. Aunque sus beneficios como tratamiento médico no han sido probados, sí hay consenso acerca de sus efectos generalmente benéficos para el bienestar general de los pacientes, y a modo de terapia complementaria a la medicina alopática.

La aromaterapia con velas

Las velas neutras suelen utlizarse para calentar los difusores u hornillos para aceites esenciales. Esto ya les da un lugar de gran importancia dentro de la aromaterapia. Sin embargo, también existen tipos de terapia que se realiza directamente con velas.

Las velas para aromaterapia suelen estar fabricadas exclusivamente con ingredientes naturales, como la cera de abeja, o la cera a base de aceites vegetales, como los de soja, de arrayán, de colza, etcétera. La parfina está completamente desaconsejada por ser un derivado de la destilación del petróleo.

Del mismo modo, se recomienda el uso de velas que no contengan colorantes artificiales. Aunque suelen ser muy vistosas, las velas con colores muy brillantes suelen estar coloreadas con sustancias químicas que no tienen beneficio alguno para la salud.

Las velas de aromaterapia deben estar fabricadas exclusivamente con materiales naturales y aromatizadas con aceites esenciales. Ésto las hace más caras que velas normales que simplemente están coloreadas y aromatizadas con fragancias químicas, por lo cual el precio suele ser, en este caso, un buen indicador de calidad.

Por último, es importante recordar que cada vela de aromaterapia está fabricada con un aceite esencial, con lo cual las propiedades de éstos presentes en las velas son las mismas que las de los aceites utilizados aisladamente o con agua.